Fiestas de san Isidro, 1996

0 , Permalink

Mantenerse viviendo en estado de placidez durante las fiestas del barrio observando, un día sí otro también cómo la propia cabeza decapitada rueda por entre la atracción de los coches de choque mientras en el altavoz se anuncia la llamada a la alegría la llamada a consumir algodón de azúcar en la noche que, una vez acabada no acaba jamás. .

Calle Illescas, 1980

0 Permalink

Uno fue aquel chico fuerte que hacía breves las madrugadas sosteniendo un trozo de pan en una mano y una manzana en la otra. Nada podía con aquel muchacho. El amanecer era su amigo e insistía en ver su aparición tras la persiana de su pieza. El sol era un innegable amigo, así como de la calle, de todo lo que había bajo el piso. Eran ...

Una de esas noches en vela esperando la visita de un espantapájaros cansado de estarse quieto (15/05/12)

Una de las noches me quedé solo en el sofá del asilo y vino un joven bedel de cuyo nombre no me acuerdo a decirme que era hora de retirarse a la habitación. Me acompañó y una vez allí le dije si podría encenderme un cigarro (No nos permitían tener fuego) y me dijo que ...