Notas de Mayo (mediados)

Hay una infinidad de "cosas algo terribles" (nótese el "algo") que se le pueden perdonar a personas que no es que se ganen, precisamente, un sueldo con eso de la poesía. Podría incluso incluirme. Hay personas que, de veras, creen y usan acertadamente la palabra. Las hay generadoras, incluso, de cierta inspiración. Y hay "cosas ...

Notas facebookianas de Abril

Era aún muy jovencito y una noche, tras salir de marcha, desempolvé la máquina de escribir del abuelo y, como había leído en algún lugar el tiempo que había tardado Dostoievski en finalizar El jugador, me dije: Yo esta noche me hago una novela. Naturalmente era muy mala. Trataba sobre mí y sobre poco más. ...

El día en que Alberto Olmos entró en mi casa haciéndose pasar por Alberto Masa (08/12/10)

No eran todavía las siete menos cuarto de la tarde de un viernes que hacía un frío muy de invierno cuando Alberto Olmos* entró en mi casa haciéndose pasar por Alberto Masa. Mi padre abrió la puerta y se mostró en un principio reacio a entender que la persona que estaba al otro lado de ...

Por un puñado de firmas (17/03/11)

A mi gran amigo, el gruñón de Jesús Ferrero . Era mediados de abril en el lejano oeste, llegué a caballo a la reserva india acompañado de mis seis colegas, todos ellos escritores. Llevábamos libros y revólveres por si acaso, y dos rifles. Por supuesto que nos hubieran hecho falta. Los hermanos indios lanzaron sus primeras flechas ...