El conciliador

0 Permalink

Tras el regreso del hospital vine a parar a una casa donde, desde que fue dada mi llegada, he de cuidar de una mujer loca. En un principio no me suponía reparo alguno. Mi oficio era hablar. Procurar que el engendro que nacía de ella manejara nuevos puntos de vista, en la medida de lo ...

Por un puñado de likes (resúmen facebookero de este marzo)

Algunos/as echan de vez en cuando una flor sobre mis escritos (que tienen mucho de locura verdadera, esa que se padece cuando niño -lejos, sin embargo, la mayoría de las veces, del dadaísmo y ese bluff que dieron en llamar Escritura automática que llegó al lamentable Nadja de Breton, por no hablar de los beatniks ...