El meridiano de los sueños de algunos pequeños y nuestros mongoles (06/10/11)

Un cuenco de plata rodeado de tela de coco a la mitad de whisky, este bajando de los hielos dispuestos como venas que van a parar a mis tejidos, todos manchados de pegotes de sangre y algún que otro animal a la espera de que alguna gota caiga al suelo. Mi mansión está llena de ...