Wild is the wind (29/11/09)

En el verano de 1992 yo experimenté la entrada en una caja. Hoy, días en que las hago, sé que el secreto primero de una caja son sus cuatro puntas o, al menos, siempre que hablemos de una caja rectangular. La segunda cosa de la que ocuparse, permítanme: el segundo secreto, serían las cuatro aristas ...