Homenajes, quién sabe si merecidos, por mi 40 cumpleaños (5), por Cristina Á. de la Fuente

Porque crees en un dios verdadero que llora sangre, en la cura de todas las enfermedades, en la curación del alma (a través del sexo); porque crees en el alma, en los abrazos y en los truenos, en la música de los gatos, en la sabiduría de los analfabetos, en la ignorancia de los idiotas. ...

Homenajes , quién sabe si merecidos, por mi 40 cumpleaños (2), por María José Vidal Prado

A Alberto Masa Tu batalla era otra. Las amapolas eran la sangre de tus héroes desparramadas entre las líneas de autobuses y los retrovisores donde alguien desconfiaba del agua. Todos los escritores están un poco locos, dijo ella. Y los cuadros gritaban, querían ser arrancados. Thomas Bernhard de pie fue tu mejor soldado. Me susurraba algo de Hamlet. Tenía que vengarte y no sabía cómo. Tal vez un ...