Restos de un naufragio

0 Permalink

Entiendo que implica levantarse
y concebir un letrero
en el que el dolor te dice que no eres tú
que es él.
Entiendo que levantarse
implica calentar café
y beberlo solo,
sin nadie alrededor.
A veces se enfría.
El reloj sigue su paso
y uno tiende a enquistarse
sentado en la silla de siempre,
donde, además de uno,
mora una ausencia
donde uno percibe los restos de un naufragio,
y quiere atesorar cosas hermosas
que no mira
porque el dolor acecha
bajo la verdad
de que uno está solo
y el café
no hay ya quien lo tome.

.

Comments are closed.