LSD (Borrador)

0 Permalink

No sé si concuerda el ácido
en esta mesa de hielo
ante una visión de un mar repelentemente cristalino.
No sé si concuerda que mi palabra ejemplar
en este momento sea «brisa»
o si debería cambiarla por «gotas de rocío»
y ese no saber es el propio sueño
que se rebela a sus anchas
en los estertores de mi desvalido cuerpo.
La energía de la que ha sido dotado
es una penumbra
donde los peces bailan
en los huecos de las rocas marinas
y, no obstante, yo me mantengo fuera del agua
tocando arena mojada
con el escalpelo diseccionador
de una emergente cualidad
que se me aparece visible
en una nube que llora ángeles mustios
con las alas sucias.
Yo sé que son sólo una palabra
que procede a olvidárseme
y la sostengo
sin reconocerla
por entre las simas de árboles desnutridos
que han mamado de un sol que no aparece
durante décadas
y mi pelo, mi pobre pelo
ante la duda
elige caer junto con un paisaje
que creo haber descifrado
antes de haberlo visto
antes de haber sabido, incluso,
que no lo veré jamás.

.

Comments are closed.