La que se fue

0 No tags Permalink

Odio ese anuncio
desde no sé qué teatro
donde una chica bella y sonriente
a la que se le ve el cuero cabelludo
cuando abre la boca
de lo vacía que está
te invita a que te animes a ir a ver esa obra
cuyo precio ha sido abaratado
y de la cual la crítica dice que es conmovedora.
La semana pasada, mi amor planeó su jornada vacacional
y yo, que sé que la he perdido,
escribo Whatsapps que quizá no lee.
Estoy bien, tratándome.
Un amor se va
y, al día siguiente, te dices
que follarás, sin excepción, con el mundo entero.
Te haces a la idea de salir al monte,
entrar menos en las redes sociales
y adelgazar.
Mientras tanto, me doy al reconocimiento de ella
en sea quien sea que visita esta casa
y abrazo con cuidado a esa visita
por cierto temor a desgañitar las piezas de ese cristal conocido.

.

Comments are closed.