La lombriz viva

0 Permalink

Yo que he amado
las serenatas de un dios apagado
resuelto en el vecino de abajo
dando palmadas con su escoba
a mis escasas noches de lujuria.
Yo que he amado
un vuelo de aves carroñeras
acercándose a mi mano
donde sostenía una lombriz viva.
Yo que he amado
el huerto de escarcha
de la mujer viuda
y los dados de las tabernas
cuando, de mesa en mesa, corrían los vinos.
Yo que he amado
ya no amo
me sumerjo en un mar
que no atañe consecuencia alguna.

.

Comments are closed.