Estúpido agosto

0 Permalink

A veces me pregunto por qué sonrío
en las fotografías.
A quién engaña este domingo
donde me encuentro en el espejo
con un angelico de esos que grababa Blake 
sin terminar.
Eso como que me molesta
como que veo el sol ocultarse
en una mano que aún me falta,
la boca del crepúsculo se me abre un poco
en lo que se cierra la tarde
y mi cara es una herida sin remedio
y una cicatriz resume la esperanza
de una nueva promesa de agosto
que es un mes tonto
medio justificado en que aún queda una ristra de chorizo
en la nevera.

.

Comments are closed.