El cuco

0 Permalink

Leo imaginaciones con la ayuda
de dos manijas de reloj estropeadas.
El cuco del reloj no canta
viene a mi hombro
y me cuenta tus secretos.
Es duro ganarse la vida así.
La vida es un circo donde vomito pensamientos de otros.
Más tarde reparo en que he de dormir
pero el cuco me despierta
me dice que cuánto he sacado y,
por mucho que lo mande callar,
inicia a picotear mi rota cabeza
para que le sea expulsado
su precio o el mío.

.

Comments are closed.