Devil´s boots

0 No tags Permalink

Ante ese desaguisado,
nomás otro accidente en la Nacional 5
en el que percibí un par de cadáveres
bailando alrededor de sus descompuestos órganos,
tenía la opción de beber o la de probar suerte
al lado de ese par de desgraciados.
Como no tenía dinero para siquiera una cerveza
saqué la armónica y,
tras entonar Devil´s boots,
procuré crear un agujero en mi cabeza
con la inestimable ayuda
de mis cada vez más largas y afiladas uñas.
Eso quise,
crear un agujero que traspasara mi cráneo
y dejar salir las pocas células vivas
que allí viviesen,
pero no lo hice y es por eso
que hago lo de siempre.
Cuando tengo dinero bebo
y cuando no procuro que las notas de aquella canción
sigan a sus anchas, intactas
en el bolsillo de la chaquetilla.

.

Comments are closed.