Cuatro de bastos

0 Permalink

Mi verosimilitud es una lata de cerveza
cuyo líquido se acaba.
En mi tumba pone mi fecha de nacimiento
y gustaría de saber cuál cierra el enigma
que no ha herido pensamiento alguno
salvo el de ese pájaro que brota de mi cabeza
y le canta al ocaso boleros imposibles.
Tengo una carta marcada.
Es el cuatro de bastos.
Nunca sé qué hacer con ella
y, sin embargo, siempre espero la jugada oportuna.

.

Comments are closed.