Cualquier persona enferma de este mundo

0 No tags Permalink

Ella me pone la polla a 500
dice que siempre seremos amigos.
Un día me preguntó si la tenía grande o pequeña.
Le dije que era pequeña
pero la más gorda de la promoción
y quién sabe si la más juguetona.
Se rió.
Me deseó que tuviera suerte.
Le dije que con ella todo estaba bien.
Me dijo que ni de coña, que yo era el enemigo.
Le pregunté si seguía siendo amiga mía.
Dijo: Of course.
Le pedí perdón y me preguntó por qué lo hacía
me dijo si sabía de mis fantasmas interiores
y respondí que no.
Me dijo que vale, que me perdonaba.
Nunca más volví a verla.
Un día recibí un SMS de un teléfono desconocido.
Decía: Sigo observándote.
Es muy probable que no fuera ella
sino alguien que se le pareciera.
No sé si hombre o mujer,
cualquier persona enferma de este mundo.

.

Comments are closed.