Carta blanca

0 No tags Permalink

En el principio y en el fin
la vida se parece demasiado
al juego de la carta blanca.
Uno no hace nada
y cada pieza
por sí sola
asume su lugar,
se coloca sola
sobre un cuerpo
condenado a ser ceniza.

.

Comments are closed.