Café

0 Permalink

Para ya
no quiero volver a oír
tus elucubraciones acerca de los dioses griegos.
No me preguntes si he hecho como Robert Johnson,
ni si he matado a mis padres
en todas aquellas oportunidades que
según tú
he tenido o tuve.
No me digas que tu poeta preferido
tras la muerte de Leonard Cohen
es Nick Cave.
Sólo estate conmigo
coge mi mano
es un ala
el resto de mi cuerpo está baldado
un poco muerto
pero no muerto del todo,
anda, si no es mucho pedir,
prepara café para dos.

.

Comments are closed.