Los ángeles caídos

0 , , , Permalink

Otra forma de morir existe
que en los candelabros de las bibliotecas muertas
en la ambulancia que recorre a tientas la ciudad
con la sirena apagada
el coche cuyo freno no llega a ceder ante el precipicio,
las olas exageradas
de un mar bravío
manejan la cosecha que han hecho suya los ángeles caídos
y las manos que esconden tirachinas
han roto la ventana que ofrece libertad a las abejas.
Hay esperanza en un mundo que acaba irremisiblemente
al bajar los brazos
hay los tallos de las flores suculentas
y el aroma que despide el canto del primer grajo
hay piezas
esparcidas por el suelo
que conforman una comunión
de almas difuntas
que nos dijeron adiós al tiempo que seguiríamos en su recuerdo,
del todo pagano.

.

Comments are closed.