Mujer rota en una habitación oscura

Buenas noches, musas, nínfulas, ex-novias de finales del siglo XX. Os he leído, en el siglo pasado y anteayer, en Humbert Humbert, delirio de un condenado a muerte (asesino romanticoide de los cines de este atardecer) imaginado por Vladimir Nabokov, esa figura de ayer, hoy poco leída, que coleccionaba mariposas y conocía muchos idiomas, resueltos ...

Acerca del genio

He conocido demasiados genios. Llenos de ingenuidad (véase Ruskin y su teoría sobre la siempre viva llama de la mirada de un niño) y hasta, como fueron en Séneca, de locura. Mucho más tarde, muchísimos siglos después, llegaría la publicación de Aurélia, del genio romántico Gerard de Nerval, así como el Inferno de Strindberg, o ...

Niños de amor (16/02/09)

Sacar el pie izquierdo del aceite caliente y, tras comprobar que se ha dorado bien, estirar hasta extraer (se quita prácticamente sola) con ayuda de los dedos índice y pulgar que quedan en la mano diestra la uña del gordo, llevarla luego a la boca y masticar esta delicia de corteza gratinada tiene también mucho ...