El timbre (el oro, la nieve y la corbata torcida del joven Rimbaud) 26/03/11

Un timbre suena en mitad de un amanecer de invierno. El niño estira sus brazos y mueve hacia atrás el cuello. Tres palmadas chocan contra la puerta de su habitación. El niño se sienta en la cama y mueve los ojos con rapidez de un lado a otro, para despabilarse. Comprueba efectivamente que es un ...

El que diese con las nubes de mañana (29/V/08)

Si tuviera creencia en la novela ya hubiera escrito, probablemente, más de media. Escribo con una especie de esperanza -especie de creencia-, de que el poco cadáver que me queda sin pisar me lo piso yo solo con mis frases. Soy un tecleador de frases. Pero no sé qué es el espacio. Yo, un día, me caí ...

La muerte de Francine

Escribo sobre la otredad en Facebook lo siguiente: El que escribe un libro ¿Qué dice de él tras haberlo escrito? Todo lo que dice de él es un libro necesariamente siguiente (y no por ello más o menos actual). Y así. Recuerda Blanchot (s. XX) que escribir es lo incesante, lo interminable. Vieja y nueva ...

El luto de la ironía (una Hidra casi actual)

Encuentro tachado (visible no obstante) en uno de mis libros la frase "Dios es el luto de la ironía". Proviene de El aciago demiurgo, un Cioran pasado por Savater, leído en marzo de 2003. Proyecto sombras en este diario, en este mapa nocturno, bajo la mirada cómplice de un pájaro también nocturno. Se trata de ...