Bah (1), 30/04/15

Ahí estabas. En la celebración de la que no me enteré absolutamente salvo tus ojos y los míos sostenidos en el aire. Quizás buscases protagonismo en mi protagonismo, pero supe que no era eso, Adolfo entre todos los adolfos. Hoy, permíteme, te llamaré Pedro. Tú manejas mi minúscula agitando ramajes. Ves la lluvia como un ...

Las espigas y la luna, el mundo (02/10/08)

"Me voy, me voy a mis tablas. Lluvia y más lluvia seca sin parar" (Gonzalo Rojas) Mamá me dice que estoy muy nervioso, que tome la medicación. Afuera de esa medicación, de la vegetalidad que crea su mundo, soy otro mundo en un lugar cuyos signos, haciendo despiste en mi voluntad, asimismo controlada por un centro que emite los sonidos ...

Sección Madrid: Pet sematary (18/08/10)

Esto está bien. Me refiero a levantarse a las tres de la madrugada, dedicarse al ayuno y caminar por las montañas. Joder, pues claro que estoy bromeando Que qué otra cosa puedo hacer. Pensar en la literatura (Sabido es que me gasto las propinas de mi tía en chuparles los huevos a los moros de ...

Bernhard en un café vienés (Reedición de Sí y breve vistazo a Conversaciones)

Thomas Bernhard, ese austriaco tristón, del que tras su muerte reían unos literatos alemanes la posibilidad de que fuese homosexual (cosa que es muy poco relevante), lo comprendió temprano, conviene el aprendizaje de las propias palabras que salen de uno hacia la vida. Conviene “entrevistarse” a sí mismo porque, seguramente, no existe un “sí mismo”. ...