Dos visionados a Confesiones de un hombre raquítico (por Antonio Sánchez y MJ Vidal Prado)

Lectura de «Confesiones de un hombre raquítico «,de Alberto Masa, o cómo logro sobrevivir.

«Ahí abajo hay umbrales de pobreza capaces de tragarnos, de dejarnos solos en una habitación sin puertas ni ventanas «. Avisa el hombre raquítico, alerta sobre la precariedad de mi puesto de trabajo en el desconcierto que me produce la ausencia de todo argumento.
No es del argumento, sino de Ella o de un mendigo enfermo que llaman Dios. Por ahí por ciudades que no existen camino con Alberto Masa y el aparato de aire acondicionado hace como un esfuerzo para salvarnos.
Inútilmente gira tu escritura, pequeño hombre raquítico, sobre los teclados del universo donde los grandes escritores devoran palomitas de maíz.
Eso repite K incesantemente mientras huye, y acaricia en el viento cada página tuya, en el viento de la noche de la escritura.

.

Comments are closed.