Buenas tardes, 23 de junio de 2017

Buenas tardes, vergel desatado de la vida, muy buenas tardes. Buenas tardes, amiga nínfula que acabas de llegar cansada del trabajo y te has encontrado el comedor hecho un cirio, buenas tardes. Buenas tardes, colillas gastadas en el eterno cenicero impoluto de mi habitación, en la que encuentro libros, folletines y CD´s de música negra. Buenas tardes, bronquios que no cesan de su quejido, whiskey de después de comer, muy buenas tardes. Buenas tardes, calor de mediodía resuelto en un abanico encima de la mesa. Buenas tardes, facebookers queridos (algo debo estar haciendo bien, pues vais bajando de número noche tras noche). Un fuerte abrazo a todos, cómo no.

……………..

Buenas tardes, convulsión áspera de la nada, buenas tardes. Buenas tardes, bedel de universidad que esperas sentado que los alumnos salgan de clase cargados con carpetas tuneadas. Buenas tardes, túnel del abismo, borde de la extrema falta de caridad en el otro, asfalto que reza a una humedad viable. Buenas tardes, tormentas de sol y agua, caprichos de una ciénaga que ha dado en conformarse ciudad, eslabones vacíos de los cuentagotas en las salitas de espera de los hospitales. Muy buenas tardes, de nuevo, antes de que la propia tarde obtenga su fin de predecible doctorado en física. Buenas tardes, niño que desea salir al porche a jugar a las canicas solo. Buenas tardes, niñez reventada por la basura y precariedad de conciencia de un profesorado salvaje. Muy buenas tardes.

…………….

Buenas tardes, mitificación absurda del planeta Tierra, buenas tardes. Buenas tardes, cerezo de otro tiempo del que caían elaboraciones de juego en esos rojos y dulcísimos frutos, buenas tardes. Buenas tardes, Roberto Alcázar y Pedrín que mejorabais a base de puñetazos la calidad de mis siestas de 1979. Muy buenas tardes, petirrojo que sólo canta hacia su adentro. Buenas tardes, flor de la inutilidad cuyo tesón prevalece en los desiertos. Muy buenas tardes.

……………..

Buenas tardes, preámbulo dócil de la peste, muy buenas tardes. Mundo enajenado por la televisión, la radio e internet. Buenas tardes, locutora de tele 5 en cuyos pechos adivino guindas quemadas en el pastel de un neumático, muy buenas tardes. Buenas tardes, personas que habéis dejado hoy la tierra. Vuestro cuerpo aún caliente es hoy el mío. Buenas tardes, pregón de las fiestas de mi pueblo de casas bajas de cal y plaza donde yace el endiablado pilón que llama a la vida en medio de un prostíbulo, permitámonos denominarlo mundo, donde un atardecer borracho lleva las cuentas del día. Muy buenas tardes.

………………

Buenas tardes, bienamados clubs de las memorias históricas, muy buenas tardes. Buenas tardes, cartero que a estas horas ya has cumplido tu jornada de funcionario. Buenas tardes, amores de la pubertad, preñada de sangre y peces globo. Os deseo buenas tardes, mosquitos que provenís de un tanque de agua muerta a comerme, si posible, sin consentimiento alguno de notario alguno. Buenas tardes, noche de san Juan donde vengo de quemarme en hogueras que a vosotras pertenecen. Buenas tardes, flor convulsa que mira el último sol. Buenas tardes, estrella radiofónica que estás pelándotela en el baño en este momento, vieja amiga que cruza los brazos en medio de las bombas.

.

Comments are closed.