El pan, la cabra, el circo…

Dicen que hoy es sábado. Anteayer se podía leer en el diario Marca el siguiente extracto de una entrevista a Cristiano Ronaldo: «No soy un extraterrestre». De vivir Breton lo incluiría en su Antología del humor negro, junto a Swift, Vaché y Dalí. De vivir Cristóbal Serra lo incluiría en su Antología del humor negro español, junto a Larra, Quevedo y Espronceda -y Cervantes- (Tusquets, 1976 o 1977). Tanto Breton (en dinero) como Serra (en colección) yacen hoy (dicen que es sábado) en un remedo de balón inacabado, en una portería contraria, en un solar de patio de colegio público. Eso que llaman humor, en sábado, es una pequeña representación de la muerte (siglo III a. d. Sócrates), una revisión de la actualidad de Orfeo (mito por trampa y, por trampa, mito). De Sócrates (revisita al Ecce Homo) alguien dijo (versionado por La semejante criatura un 19/12/15) que era feo como una brújula. Nictomenes publica en Facebook «Eso que llaman La moda no tiene tiempo y su contradicción con el espacio está pluralizado (o pluralizada, como la propia moda). Igual que lo que viene llamándose 20-D». Zarapito publica en Facebook la palabra Follar, probablemente influido por Nicole Kidman en la última cinta firmada por Kubrick, revisitando al médico (como Lem, como Céline, como el propio Breton…) y muy conocido escritor Schnitzler en la Viena de los Augsburgo, hoy/ayer Acantilado, Miguel Sáenz, cultura, España. AMV no tiene sofá donde quedarse a dormir. AMV bebe y toma antipsicóticos atípicos (han «mejorado» desde 2007). Risperidona es un planeta más antiguo que Haloperidol (no en época, no en biografía). AMV ya no bebe. AMV toma Quetiapina. AMV dice a LRT que «Le duelen los pensamientos», recuerda LRT en un reciente martes muy lejano. Beber tenía sentido cuando era lo que la gente de cultura no hacía (sello: Rimbaud, fuentes telefónicas: Alberto Ávila Salazar y Frank G. Rubio). Hoy, califica MC, resulta casposo (en general, romanticismo, bebercio y malditismo). Tanto como la esquizofrenia (abyecta en La semejante criatura y necesaria en AMV) y como el propio licor (que ya, concibe mamá, estaba desactualizado en Baco), tanto como el dinero, como el sexo, como el poder, como la sumisión y como el suicidio (representado o no, personal o ajeno). Recibo un Whatsapp de Héctor: «Estoy comiendo con Sharon Olds». Leo en la enciclopedia amiga que Olds es esto: En el año 2005, la Primera Dama Laura Bush invitó a Olds al Festival Nacional del Libro en Washington D. C. Olds escribió a Laura Bush una carta abierta publicada el 10 de octubre de 2005, donde Olds le dice a Bush: Muchísimos estadounidenses que sintieron orgullo por nuestro país, ahora sienten angustia y vergüenza, por este régimen vigente de sangre, heridas y fuego. Pienso en el lino limpio de tu mesa, los cuchillos brillantes y las llamas de las velas, y no podría digerirlo. Nictomenes, como Olds, aboga por follar sin condón. Zarapito escribe a Héctor por Whatsapp, en traducción de La semejante criatura, que la erección y la polla son dos continentes que difieren mucho el uno del otro. Dicen que es sábado, en Brunete (Connecticut), bar de Carlos, llamado Las palmeras. A habla con B:

A: Ya no te ajunto.

B: Oki.

La semejante criatura roba, en Aranjuez y con descaro, Ecce Homo de Nietzsche en una edición de 200 pesetas. Es 1997. Primavera. Sol de justicia. El cadáver, no obstante vivo e incluso mutante, de William Lee copia (dicen que es sábado) de la Enciclopedia amiga: Según relata Platón, los dioses del infierno sólo presentaron a Orfeo una aparición de Eurídice. No le entregaron a su amante porque les parecía que se mostraba cobarde, como buen citaredo, y no había tenido el arrojo de morir por amor, sino que había buscado el medio de penetrar con vida en el Hades. Alberto Masa sabe que le separan 18 escalones de la nevera del sótano. Se propone levantarse y visitarla, con el fin de abrirla y extraer de ese objeto una cerveza sin alcohol. Regreso a los 18 escalones (esta vez de subida). Actualidad a día de ayer de Cristiano Ronaldo publicada en Jalisco, Guadalajara: Gastará 37 millones de euros; estarán en Portugal, Madrid y Nueva York. Se trata de inversiones hoteleras. (Yo) una vez estuve en un hotel de tres estrellas (cerca de Gijón). Durante el desayuno las camareras me rieron los chistes. Pensé que estaba demasiado lejos de casa. Tuve miedo. Trankimazin no me ayudó. El consumo de cerveza tampoco. Proyectar a Meri Boom sentada a mi lado no mejoró las cosas. Seleccioné un canal televisivo al azar y vi a un joven africano (apenas diez años) condenado a muerte -por sida heredado- dirigirse a un auditorio vacío. Convertí la cama de la habitación en una fosa y recé a «eso» por todo lo alto (y con boca pequeña).

19:32 h, de un sábado cualquiera (Navidad): Recibo un mensaje de Meetic, autora: Vashira2: ¿Tienes cam? La respuesta, de dudosa autoría, es mía: No, lo siento. Me encuentro leyendo una revisión de Aristóteles sobre Tales de Mileto.

Los días y la noche se disipan en la posibilidad de una criatura (semejante o no). Apenas se levanta del teclado, voces de un probable inframundo proceden de la voz de mamá: Vamos a salir a cenar tu padre y yo. Tienes tu medicación preparada.

Nictomenes ríe (desde la fosa común en que residen biografía y currículum vitae). Al salir de casa (pijama de manga corta) notifica a la calle (vacía) que por fin ha resucitado (comprende que esa última palabra es propia, o lo intenta, día tras día).

Ilustración: Javier Reta

No Comments Yet.

Leave a Reply