Buenas tardes, decadente ilusión de la nada

Buenas tardes, Lenny, voz de América, paria de un tiempo lejano, verdad de la noche en un local de striptease. Buenas tardes, Bob Fosse, bailarín y diarista, buenas tardes estupidez en los juzgados, bufones, como yo, que sólo os representáis a vosotros mismos y salvadora morfina que trae una parca sin guadaña, silente, muerte de cuarto de baño y hospital, buenas tardes, provocación, impulso suicida de la lengua, buenas tardes espontaneidad, buenas tardes Dustin Hoffman, suburbios, modernidad. Buena tarde, tugurio, sexo de mujer hermosa, alcoholizada y dolida tarde en la que me muero en un libro de otro, dentro de una cosa que no es un chiste y ni falta que le hace. Buenas tardes, diez de febrero, vísperas de día de los enamorados en el Corte Inglés.

.

Foto de Alberto Masa.
.
.

Buenas tardes, veinte años. Buenas tardes, muerte temprana de mi amigo Héctor. Buenas tardes, España de los yeyés, autobús azul que no espera a nadie en medio de una canción lenta. Buenas tardes, poesía mala, lisergia en el corazón del siglo, R&B de la niñez y primeros cigarros en un pajar pasando las amarillentas páginas de una revista de amor. Buenas tardes, recuerdos y música de un verano en Alicante. No me atreví a ser tuyo, rubia pecosa de tetas blancas que vivías sola y salías en el Ajoblanco. Buenas tardes, primera novia, eyaculación (precoz) de dos de la madrugada en el parque Arias Navarro. Buenas tardes, chicas y chicos, guapos y guapas, mediodías ya lejanos compartidos con mi abuela, la Ciriaca, viendo nuestras telenovelas y moqueando por el corazón dolido de una actriz venezolana. Buenas tardes, ropa de playa, encuentro en la línea diez con la ausencia. Buenas tardes, cicatrices de nuevo niño viejo, burgués medio marica, abanderado del Madrid Rock de la Gran Vía. Sus majestades satánicas os dicen: Buenas tardes, trabajadores que giráis la rueda de un molino que se ha secado sin que yo me entere. Keith Richard(s), muérete ya.

.

Foto: En las fiestas de Valverde, recuerdo, con Cabeza melón, a quien he excluido de la imagen porque es muy feo y no sabe leer.

Comments are closed.