Moribundos

0 No tags Permalink

Por vez primera decidí echar un vistazo al moribundo, atendí de manera vaga sus atenuantes delirios, propiné un abrazo a su mutilada cabeza y recé para no acabar así. Más tarde abrió los ojos y me dijo que sí, que lo había hecho.

La casa destartalada

0 No tags Permalink

En las afueras de este poblacho existe una casa destartalada donde los pájaros picotean piedras y la hierba crece por sobre los troncos de los árboles. Los niños juegan por entre los huecos de las nubes al escondite, y la realidad es un palo de madera con el que atinar el guiño de un ojo. En las afueras de este poblacho existe una casa ...