Aquí el loco eres tú

0 No tags Permalink

No estoy loco. No obstante una fantasía llama cada domingo a mis intersticios al levantarme. Allí estoy en un pueblo de Jaén perdido en una sierra y, al salir de un bar, veo al típico niño al que su padre le ha comprado un helado. Tiene todos los morros y parte de la camiseta llena de chocolate. Y le cojo el helado y ...