Alberto Masa y otro sinfín de repugnantes muertos

0 No tags Permalink

Hubo un tiempo donde no podía dormir el marco era un pueblo de Castilla donde al único bar sólo asistían los difuntos. Recuerdo al limerente Alberto Masa allí sentado con una bañera de White Horse y abierto sobre su mesa un periódico del siglo XVIII. Le recuerdo, a veces, pedir otra ronda para él y para el resto de difuntos que, en aquel entonces, ...

Nosotros

0 No tags Permalink

No era una diva en cuanto a belleza, si bien es cierto que yo tampoco era Paul Newman. Coincidíamos en la facultad y un día me dijo que vendía entradas para la fiesta del equipo de rugby de la complu en no sé qué tugurio de Moncloa. Me dijo que si iba preguntase por ella que atendería en la barra del fondo. Le ...