No diré su nombre

0 No tags Permalink

Es una noche en la que no parece probable visita de guadaña alguna. Que no me oigan los merodeadores, que son todos ellos un puñado de paranoicos, claro está. Dejémoslo en que lo digo bajito. Pues bien. Sólo me apetece escribirle cartas al amor, al que siento ¿Qué será eso del amor si no es ...

Ese tipo de cariño

0 No tags Permalink

En esta podrida soledad de domingo mis sesos son un envase esperando ser encestados en la papelera de reciclaje correspondiente. Hoy no hay poesía tras la cual una sola baba no sea suficiente rodeándola dándole el abrazo de un médico a su primer paciente. .