La rosa

0 No tags Permalink

De vez en vez retorno a retomar una rienda desde cuya senda se ven las ruinas del que fue mi templo, apenas un trono disecado por mí mismo y el cetro que mi perro usaba como hueso. Sólo tus ojos evitan que mi mirada escape de ese solar donde ninguna voluntad de sombra acecha. Apenas algo de agua llevo en mi cantimplora, dudo entre ...