Folleteo

0 Permalink

A veces me pregunto por qué no puedo parar de ligar con tías en los bares, subirlas al cuchitril que tengo por piso y darme al folleteo toda la noche. Al día siguiente es lo de siempre, intercambiamos tarjetas y números de teléfono que luego borramos. Nos decimos que sentimos cierta sensación de vacío como si el mundo se ahogase dentro de nuestros estómagos. No, ...