Madrid, 2017

0 Permalink

Los espectadores se ponían muy rectos a la llegada del tren al encontrar esa silla sentí algo que podría considerarse plenitud la exposición de cada viajero era sumamente digna un señor pedía para comer me aseguró que llevaba cinco días pasando hambre examiné mi monedero y le di la única moneda que encontré le deseé suerte. Al salir me perdí un poco ...

Las tórtolas

0 No tags Permalink

Variados tintes de cieno y sangre elaboran el amanecer de un petirrojo. Bien sabe el anciano vecino del tercero que una tórtola se alimenta de porciones de pan y racimos de coágulos. El atardecer está hecho para los héroes. Los demás caemos por la escalera que lleva al olvido de sí mismos sumada una brecha interior cuyo sangrado ninguna plaqueta detiene ni ante la cual ...

El mito

0 No tags Permalink

Uno ve ídolos esparcirse en mitad de una sonatina que chirría la paz muda de los cristales. Ve la reyerta sobre el barro consecuente de las noches en que un candil se extingue sobre la bruma en que le son los ojos abiertos al azar de un amanecer constante. Uno ve la vida como aquel tatuaje que se hace desertor de la piel para fundirse ...

Se acierta a ver…

0 No tags Permalink

Median el atardecer cual hadas sabedoras de un don invisible. Por entre las calles los gritos vienen a desembocar en bocas de bebés hambrientos cuyo llanto atina a hacer la lluvia por sobre cuyos relámpagos bailamos los mortales una especie de samba de la que nada sabemos. Los botijos nada son sabedores del porcentaje de cal del agua que contienen. .