La sanación

0 , , Permalink

Apenas recuerdo casi nada de la primera vez que me morí. Me acuerdo que fue un síntoma que no había tenido hasta entonces, que estaba en la cama e incluso que por las persianas comenzaba a amanecer, incluso recuerdo que era verano, ni idea del día de la semana. Recuerdo, sí, que me alarmó un ...

Los señores del barrio

0 No tags Permalink

Desde hace un tiempo sensiblemente inferior a seis meses mi madre, así como padre, han optado por una estrategia que me alerta mucho. Se trata de hablar bien de mí a las personas como, por ejemplo, los nuevos vecinos, los asistentes de jardinería o la cajera del Eroski. Casi siempre he pensado que asistir a los ...

La venida a la vida

0 No tags Permalink

Hay golondrinas que, a océanos de distancia del árbol o la pared donde se dieron a la vida, no dejan de buscar en cada visión del cielo el nido, la cáscara del huevo de donde fueron procedentes con el afán de regreso a una ciudad donde tanto sueño como vuelo permanecían en la oscuridad de un limbo aún por descubrir. Y, sin embargo, pueden volar.

Dueños de una herida

0 No tags Permalink

Hay dagas que, tras traspasar tu cuerpo y bregar por todos sus órganos, punzando todo síntoma de vitalidad en ellos, terminan extraviadas de entre tus vísceras. Entonces examinas la sangre que gotea desde su filo hasta asimilar fundirte en ella primero ingiriéndola. Hay dagas cuya punta es una especie de límite entre tu carne y el esfuerzo con que las arrancas de ella tan despacio que los pájaros ...