Mil millones de suicidas

0 No tags Permalink

Demasiada gente acaba en el rincón de un bar en una mesa llena de vasos sin lavar escribiendo su epitafio. La culpa -dice el nuevo que, a su vez, como todos, se cree el primero en hacerlo- es de mi sometimiento. Mi rabia es grande pero hoy se acaba. Para terminar agarrándose a los brazos de un dios sordomudo y medio ciego feo como un perro y decirle: ¿Por qué? ...

Moon river

0 No tags Permalink

El viento no se cansa y debe llover a base de bien para regar los desolados campos de la corrección política y el rictus impaciente del notario cuya respuesta es siempre: pásese otro día. Tiene que llover los campos amarillean el terruño cansado amaina y un decapitado aparece en el umbral de la puerta de casa a darte las gracias por haber afilado el hacha lo ...

Esa belleza ligeramente venerable encontrada en una sala porno

0 , Permalink

Ella había planeado una cita conmigo en una sala X. Le dije que de acuerdo a pesar de que no me gustaba nada que me vieran con ella en la calle. En la sala había otras cinco personas que, de entrada, me parecieron entrañables. Parecían poseídos por miradas llenas de tristeza y soledad. Quise hablar con ellos decirles que no estaban solos pero ella me ...