No me acuerdo de su puto nombre

0 No tags Permalink

Niña casi eterna durante aproximadamente seis minutos que, no obstante, mueres en mí a cada milésima de segundo. Te recuerdo vistiendo una camisa de franela azul con motivos violáceos. Tiraste mi corazón a una papelera y hube de buscar en doce países para encontrarlo antes de que el camión de la basura se encargara de su adiós. Una vez recuperado lo recompuse y volví a introducir ...

Andrés Montes

A muchos nos dejaste solos se habló de una misteriosa enfermedad incurable que te hacía vomitar sangre e incluso trozos de páncreas. El cielo, en su azul, sabe de la verdad de un hombre amable, ingenioso, vital y melómano (en tu casa del centro me descubriste negros a quienes les faltaban piernas y brazos que sacaban de una guitarra española el sonido que mora en ...