Confesiones lectoras (que esta página agradece -y mucho-) de Rita Piedrafita

Hay que leer Confesiones de un hombre raquítico despacito. Yo no lo hice, confieso. Lo leí en dos tres días. La primera vez. Ahora lo estoy leyendo sin prisa. Dejándolo en mi mesita de noche y absorbiendo las palabras de Masa poco a poco. Ahora, en la segunda lectura, permanezco alerta a lo que siento. ...