Desenfreno

0 No tags Permalink

Ella tiene razón Esta mañana no soy más que el harapo que llevo que, para más información, hiede a orangután muerto. Desde otra habitación se los oye darse las gracias por todo, pero, sobre todo, por una noche inolvidable de esas que ojalá (parecen estar de acuerdo) no se vuelvan a repetir. .

Los charcos

Las tormentas se suceden una tras otra de intensidad mayor bajo mi cráneo abierto, de donde sale un tipo con paraguas enfadado quién sabe si con su señora o las nubes. No puedo saber si proviene de un trueno, acaso su relámpago. Vino a mí a preguntarme la hora y yo sólo estaba dormido, ausente de todo en Babia. Al rato vino una chica a preguntarme lo mismo. Yo ...

El espectador

0 No tags Permalink

Aquellos que nos señalabais y decíais, en una mezcla de histeria y sorna, que éramos buenos y que nos habíamos salido por la pata erais los mismos que os quedasteis to bocas cuando cogimos y, sí, ante todas vuestras incrédulas miradas de no saber ante qué os encontrabais cortamos música y luz del garito y paseamos ante vuestros ojos bajo un candil encendido la imagen de ...

Talento

0 Permalink

Se trataba de una vida donde era, sin dificultad, capaz de asimilar que este planeta podría fácilmente derretirse en cualquiera de mis manos. Cicerón y Maquiavelo me reían los chistes, estaba harto de follar con Cristina Pedroche y con la otra cada mañana y cada bajatarde. Gente que suele pelársela en el palco del Bernabéu en los días de las grandes gestas me invitaba ...