Vanitas

0 Permalink

A poco que se levante el viento mis órganos se desbrozan y van a parar al pozo donde un esqueleto me mira desde el vacío de sus cuencas. Es el amor. Es la muerte. Muchos de mis mejores compañeros de viaje asistieron a mi tanatorio y se atiborraron de hamburguesas en el bar. Brindaron por mí pero se olvidaron Ay del esqueleto. .

El reflejo en el agua, por Marisa Bou

El otoño llega siempre preñado de añoranzas. Y no me refiero al otoño del calendario, ese otoño húmedo de lluvia y dorado de hojas muertas  —que también—,  sino al otoño de la vida, esa edad incierta anterior a la vejez, pero al mismo tiempo tan alejada de la juventud. Teresa siente añoranzas que casi nunca son ...

Los caracoles muertos

Regresar a olvidar lo que no tuve necesita un manual de instrucciones que debo hacer yo mismo. De joven hice en un folio un autorretrato hecho con lágrimas. No se parecía a mí aquella invisibilidad que para mí quise. Desaparecí, no obstante, mientras vi telenovelas con mi abuela en los atardeceres y lloré lo imposible que le hacían la vida a Doña Bella. Estaba enamorado. Luego desperté ...

¿Para qué?

0 Permalink

¿Para qué me quieres? Para arropar mi desnudez en los inviernos y crecer madurando desde tu raíz que también hace madurar el fruto que compartimos. Para trasnochar mientras te oigo dormir y pensar que, en un futuro, habrá nuevos. Para brindar contigo por cualquier cosa en una cafetería anónima. Para dar los buenos días a las noches en vela y salir a la calle ...