Calor

0 , Permalink

En la niñez cuatro palos construían la intimidad y calor de una cabaña destruida luego por nuestros hermanos mayores. Hoy el desamor es una rosa que se sabe a sí misma en el dolor que provoca a la vista de un ciego. Hoy regresa uno, a falta de ser otro, a una niñez en cuya cabaña sólo quedan los restos de un hostal cerrado por ...

La primavera (4)

0 Permalink

La primavera es hoy un cementerio cuyas malas hierbas han crecido sobre por las tumbas de nuestros tatarabuelos. La primavera es un traje en cuya solapa se deja leer la cartografía dudosa de un indígena que prevalece sentado en la línea de un horizonte cuyos ojos se deshicieron en lágrimas que ofrecen su acabado a las olas de un océano repleto de alemanas en topless. La dicha y ...

El cielo

0 Permalink

Nos miramos y en nuestras pupilas eligen su fiesta nocturna los grillos demonio y demonio somos cuatro en los desvencijados espejos de las casas antiguas. Allí celebramos todas las estaciones del año y bailamos con albornoces de lana y llega un nuevo día y nuestra celebración continúa. Dormimos abrazados y mi dedo corazón está enredado en el rizo final de tu pelo. Y los anestesistas vienen ...

Homenajes, quién sabe si merecidos, por mi 40 cumpleaños (5), por Cristina Á. de la Fuente

Porque crees en un dios verdadero que llora sangre, en la cura de todas las enfermedades, en la curación del alma (a través del sexo); porque crees en el alma, en los abrazos y en los truenos, en la música de los gatos, en la sabiduría de los analfabetos, en la ignorancia de los idiotas. ...