Amapola (27/07/12)

En una de las ocasiones en que llegué borracho recuerdo resbalar con el parqué desvencijado del pasillo y caer, como imagino podría hacerlo Georges Foreman en bajo estado de forma, al suelo de una lona hecha de madera. Se me abrió una brecha en la frente de la que sólo conservo una pequeña cicatriz, pero ...