Bayer (28/04/08)

Antes de introducir por ese embudo que había pegado a mi boca los líquidos que se le antojaran/on me dijo: Yo esto lo hago porque has sido uno de mis mejores colegas. Poco más tarde, no se sabe desde qué boca,  se acertaron a oír los versos: Hay cientos, si no miles y si no millones de ...