Con el claro puñal de mi orgullo (Una puta llamada Hotel Kafka)

0 No tags Permalink

A los buenos . Me jodieron vivo en Hotel Kafka un sitio que vendían a nuestros amigos los chavales burgueses para aprender a follar cosa que yo hacía a menudo, a veces mejor que otras con muchas chavalas de aquel entonces. Yo tenía una novia oficial, hoy somos amigos. También le instaban a comer salchicha. A mí me la pelaba todo sólo sabía que después del ...

La vida dulce (de cuando yo amé a una persona inexistente)

(16/11/12)   Me sumerjo, tras meses de abstinencia, en una nueva botella de Irish (marca You need job) y nado en su busca a la par que mis ojos se van cerrando. Me tumbo y todos mis fantasmas se congregan en torno a mi cuerpo que apenas responde. Sé que quieren congraciarse con mi lado oscuro. Que ...

Lo de la justicia poética (20/12/10)

La literatura sólo era levantarse y pensar en la tecla, daba igual si adecuada o no. Una tecla no adecuada fabricaba una tecla que se iba adecuando. Hay mucha gente que se toma en serio ese mundillo, como si se tratase de una cosecha de trigo o algo parecido. A mí, sin ir mucho más ...

Retrato (y breve reseña de Confesiones de un hombre raquítico), por Marisa Bou Arrué

La habitación del pánico (Reseña de Confesiones de un hombre raquítico, de Alberto Masa.) . Alberto llama a este cuarto la habitación de los libros. Parece algo obvio, pero cuando una entra en semejante templo siente un estremecimiento de placer: perfectamente ordenados, clasificados y limpios, se ofrecen a la vista miles de libros, de los que él conoce ...