Thymus y circo

Cómo decir me siento roto sin que suene necio. Hoy mi timo es una moneda atragantada dentro de una máquina defectuosa. Los pétalos de una flor reseca abandonados en una corriente que, suponemos, dará al mar o, finalmente, se adherirá a un tronco estancado y allí mirará, con sus ojos de muerta, el sol de una mañana ...