La alegría de cada casa (26/02/11)

Me pusieron en un mesa con desconocidos en una boda a la que había asistido por compromiso (señoras). Una de las chicas, que estaba igual que todos, hizo de anfitrión y dijo que, para conocernos, dijéramos nuestros nombres o algo. La mayoría dijeron su nombre y a lo que se dedicaban. Yo también y, para ...