Vida psíquica y sentimental, tendente a la espontaneidad, de un yupi medio moderno

Lo más gracioso que, a tarde de hoy, recuerdo haber leído en fakebook es: "Lo conocí. (...) Leopoldo María Panero murió de poesía". Firma una persona, quizás maravillosa, que sale en fotografías presidiendo una sala del Ateneo y sosteniendo una especie de placa bañada en plata (el flash y la distancia del zoom no me ...